Automotivacion

Nuestros Propositos ¿Porqué cuesta tanto Mantener nuestra Automotivacion?

Posted on: noviembre 30, 2010

automotivacion motivacion proposito propositos fluir voluntad intencion autodisciplina

En alguna fecha concreta del año, por ejemplo, para Navidad, año nuevo o para después de vacaciones, solemos hacernos unos cuantos propósitos que, se supone que nada ni nadie impediría su ejecución desde ese lugar llamado “el mundo de las posibilidades”. Puede que el tema no consistiera en propósitos, sino en auténticas necesidades que no admitían demora como: bajar ese sobrepeso para evitar indicios de enfermedad, hacerles hueco a esos estudios imposibles de realizar si se dejan para última hora, ponerse las pilas en el trabajo para no quedar obsoletos o, incluso, apostar definitivamente por esa relación de pareja que queremos tener y no llegamos a conseguir.

Todas estas situaciones apelan a una de las características más importantes de la inteligencia emocional: la automotivación que como tú bien sabes es esa capacidad de motivarse por uno mismo, de encontrar las fuerzas movilizadoras en nuestro interior, sin tener que esperar a que estímulos externos nos pongan las pilas.
La verdad es que vivimos acostumbrados a una sociedad que se basa en darnos todo tipo de estímulos externos y crecimos en un sistema educativo que premia los resultados finales y a la competitividad. Esto a dado lugar a sistema productivo basado en el palo y la zanahoria. Por eso es fácil darse cuenta que la sociedad no nos ha entrenado para tolerar la frustración, a tener paciente y a cultivar la autodisciplina.

¿Por qué fallamos en nuestros propósitos?

La respuesta es simple y es por nuestra conducta reactiva y no proactiva, reflexiona sobre esta otra pregunta:

¿Cuándo nos hacemos esos propósitos?

Pues la verdad es que nos propositos cuando una parte de nosotros reconoce lo que debería estar haciendo y no hace. Dicho de otro modo, creamos un proposito como una obligación que nos imponemos. Ni a ti ni a mi nos gusta hacer nada por obligación, y menos aún si es por y para nosotros mismos. Ahí es donde no está presente la automotivacion.

Además fíjate que nos proponemos las cosas en tiempo futuro:

– Este año seré puntual,
– voy a dedicar más tiempo a la familia,
– haré más deporte,
– aprenderé inglés,
– me tomaré las cosas con más tranquilidad…

El tiempo futuro siempre estará por delante nuestro y nunca lo alcanzamos, y sinceramente, las cosas así no funcionan.

Si a todo ello le añadimos que los propositos se suelen plantear coincidiendo con épocas de inicio, eso da la sensacion de que hacemos borrón y cuanta nueva en nuestra vida, como si el tiempo se aliara con nuestros propósitos para darnos un empujoncito y así seguro que lo conseguiremos. Eso es un espejismo más. Volveremos a nuestros hábitos adquiridos a no ser que pongamos en ello algo más que buenas intenciones.

Para conseguir lo que quieres necesitas una fecha de inicio y todo un plan. Cuando tengas el plan debes ponerte en marcha y recorrerlo con motivacion. El ir cumpliendo ese plan va ir aumentando poco a poco tu automotivacion.

La capacidad de automotivarnos tiene mucho que ver con nuestra auténtica voluntad.

¿Es lo mismo la voluntad que la intención?

Muchas personas dicen, por ejemplo, que quieren dejar de fumar. Ésa es su intención. Se han cargado de excelentes motivos para dejarlo, pero al mismo tiempo reconocen que no tienen suficiente fuerza de voluntad. Por tanto, voluntad e intención son cosas diferentes. Quizá sea útil distinguir entre aquello que hemos convertido en un deseo y aquello que en realidad estamos dispuestos o no a hacer.


¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas?

Dice Abraham Maslow que estamos motivados cuando sentimos deseo, anhelo, voluntad, ansia o carencia. O, lo que es lo mismo, cuando necesitamos resolver nuestras necesidades. Algunas son básicas, pero muchas otras se generan por nuestra capacidad de crearnos todo tipo de expectativas. Dicho de otra forma: vamos detrás de lo que nos da la gana aunque probablemente no nos haga falta.

La mayoria de las personas tienen ese problema y a esto se llama inmediatez e incapacidad de controlar los impulsos, muy propio de nuestra sociedad de consumo.

En una investigación sobre la automotivación humana, propusieron a unos niños un curioso dilema. Los dejaban solos en una habitación con una golosina encima de la mesa. Les decían: “Si quieres, te la puedes comer ahora mismo y ya está. Pero si tienes un poco de paciencia, más tarde te daremos dos. Las imágenes fueron muy reveladoras entre aquellos niños que no resistían la tentación y aquellos otros que desplegaron un sinfín de estrategias para aguantar.

Eso prueba la diferencia entre unos niños y otros en la capacidad de tolerar la ansiedad de la espera y de postergar la gratificación en lugar de responder al primer impulso.

Lo curioso es que de mayores seguimos haciendo lo mismo, luchamos entre hacer lo que nos da la gana o
adaptarnos a las exigencias del medio cuando nos impone un esfuerzo personal. Eso cuesta más mientras circulen mensajes publicitarios del tipo “Lo quieres, lo tienes”.

Hace falta mucho autocontrol y tener muy claras nuestras automotivaciones si queremos sobrevivir a los mensajes sociales.

Que la motivación venga de fuera es lo más fácil. En cambio, nos fortalecemos cuando somos capaces de automotivarnos por nosotros mismos y eso se logra con paciencia.

¿Qué prefieres fluir o sufrir?

No tiene nigún sentido hacerse propósitos que no vamos a cumplir, sino es sólo para autocastigarnos un ratito y retomar ese viejo discurso que nos acompaña hace años, consistente en demoler nuestra identidad por nuestras incapacidades.

Nos infligimos un cierto sufrimiento como para expiar la culpa de no tener más voluntad a mano.
Nos echamos culpa por el desánimo que sentimos ante el esfuerzo que nos hemos ahorrado y casi nunca tomamos las riendas ni la responsabilidad de lo que sucede en nuestra vida.

Deja ya de sufrir tanto y dejate fluir y haz las cosas que realmente tienes que hacer sin excusas.

Automotivarse, es una habilidad que requiere de un aprendizaje. Y aprendemos entrenándonos.
La automotivación se ejercita cuando somos capaces de orientarnos hacia el logro, obteniendo como beneficio la satisfacción por el esfuerzo realizado, por la ilusión y el optimismo que hemos generado en la aventura de conquistar nuestros retos cotidianos y, lo más importante cuando, en definitiva, fluimos con lo que hacemos.


Me gustaría saber tus observaciones sobre este artículo. ¿Eres una persona que le cuesta automotivarse o por el contrario estás en un estado de automotivación constante?

Te Recomiendo Suscribirte a
Nuestro Boletín De AUTOMOTIVACION:

Suscripción a Nuestro Boletín  De AUTOMTOTIVACION

2 comentarios to "Nuestros Propositos ¿Porqué cuesta tanto Mantener nuestra Automotivacion?"

Hola Edu,

Aqui esta Gabriel Blanco una vez mas. De regreso en tu fantastico blog.

Es mi DEBER felicitarte por tu constancia y perseverancia personal.
Veo que aunque iniciaste un poco atrasado, NO HAS parado de publicar diariamente en tu sitio y te veo en segunda pagina de Google.com

Seguro habra mucho exito en esta pagina😉

Con respecto a los propositos…
Las personas SOBRE ESTIMAMOS lo que puede hacerse en un año.

Muchas veces los “expertos” dicen: “Escriba las 100 cosas que usted desea este año y luego lealas cada uno de los dias del proximo año – usted obtendra todo aquello que se haya propuesto”

Aqui hay varias cosas importantes por mencionar:
1. Pensar en 100 cosas es simplemente demasiado!
2. Leerlas todos los dias unicamente sera una perdida de tiempo y no motivara a ninguna persona. Unicamente las confundira…

Una gran forma para determinar propositos de un nuevo año puede ser:
1. Seleccionar una DETERMINADA cantidad de actividades o metas (esto depende de la magnitud de cada uno de los objetivos)
2. Anotarlas
3. Porque se quiere obtener eso?
4. Diseñar un PLAN ESPECIFICO sobre COMO va a obtenerse
5. Agendar; en la medida de lo posible, todas las actividades que van a realizarse para obtenerse
6. Realizarlo.

Otro gran consejo es realizar esta planeacion de manera GRUPAL con amigos o socios de manera que haya algun tipo de compromiso entre las personas.

Un Abrazo de exito,
Gabriel Blanco

Gracias Gabriel por tu comentario y por tus alagos.

La verdad es que me propuse adelantar trabajo y ahi estoy.

Éxito es lo que vamos a tener muchos de nosotros ya que cada vez tenemos las cosas más claras.

Sobre tu observación del propósito estoy totalmente deacuerdo, 100 es una barbaridad… y el proceso que planteas para tener bien claro un plan de acción para llevar a cabo el propósito del próximo año es muy acertado.

Por otra parte estoy totalmente de acuerdo que el crear un grupo de trabajo o mente maestra (mastermind) es un gran motivador sobretodo al principio.

Muchas Gracias por tu comentario y también por aportar tanto valor en tu Superblog.

Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Videos de Automotivacion

Haz clic en el botón "Avisos de Nuevo Contenido" y te estaremos notificando directo a tu email, cada vez que publiquemos uno. Es GRATIS, Gracias!.

Únete a otros 170 seguidores

Encuesta

Creative Commons License
Automotivacion.wordpress.com by Edu Lopez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at CoachingExitoPersona.com.
wordpress counter
Safe Creative #0911050074579
A %d blogueros les gusta esto: