Automotivacion

La Automotivacion y Saber hacerse Preguntas

Posted on: enero 8, 2011

Automotivacion automotivado circunstancias ejercicio de automotivacion entorno habito informacion Motivacion objetivos proactiva reactiva solucion tecnicas de automotivacion

¿Cómo te haces preguntas? ¿Sabes preguntarte?
Cuando no nos han enseñado a preguntar olvidamos lo que de niños siempre estabamos preguntando, lo que nos despertaba la curiosidad y sobre lo que quisimos preguntar cuando a lo largo de nuestra vida aparecian momentos que queriamos comprender.

En realidad ahora ya no preguntamos tanto por aparentar que somos sabios y que lo entendemos todo. No es la pregunta ni el hecho de preguntar lo que importa sino adónde queremos llegar y donde nos dirigimos con ella, es decir, si la información que nos proporciona la respuesta a esa pregunta nos va a ayudar.

Una pregunta te lleva a una respuesta y la sociedad y el exterior nos invitan a preguntar cosas que con frecuencia están fuera de nosotros y de nuestras propias preguntas o inquietudes. Lo que quiero decir es que las preguntas suelen ir dirigidas hacia objetivos que, por lo general, no corresponden a tus propios objetivos sino a los del colectivo o a intereses particulares ajenos.

La información general del mundo nos deforma y además nos desinforma. Es muy habitual que en nuestra sociedad al estar pésimamente informados nos den las preguntas y también las respuestas a esas preguntas, con la consecuencia que al final no nos preguntamos genuinamente a nosotros mismos. Esto se puede resumir en dos palabras “Estamos domesticados”.

No nos han enseñado a pensar por nosotros mismo y estamos plagados de recetas que funcionan pero que llegan a ser mediocres las cuales te posicionan en el gran grupo de la mayoría.

Si quieres salir de este cómodo habito aprendido que no te mantendrá automotivad@ debes crearte el hábito de preguntar y de preguntarte.

Si no preguntas no encontrarás la respuesta ni la solución. Y si no sabes preguntar no preguntarás. ¿Te has preguntado alguna vez si tu entorno y lo que te rodea es así por algo? ¿Estás a merced de las circunstancias, eres esclavo de ellas o tus decisiones también conforman estas mismas circunstancias?

Si sabes preguntar bien significa que sabes pensar bien y es fundamental saber preguntar y saber preguntar bien ya que en cada pregunta va implícita una respuesta.

El preguntarte cómo hacer las cosas y qué hacer, nos lleva a buscar los recursos y medios para saber cómo hacerlas y también, si es necesario, cómo cambiarlas. Esto te va a mantener automotivad@ ya que tu conducta es proactiva (tomas iniciativa) y no reactiva (reaccionas ante los acontecimientos).

Y si te preguntas bien desde la observación amplia de la realidad presente, llegas a resolver con más precisión los problemas que aparezcan.

Cuanto más concretemos en las preguntas, más precisas y certeras podrán ser las respuestas.

¿Te has preguntado alguna vez cual es la razón por la cual no te preguntas sobre lo que más te interesa y te importa? creo personalmente que no nos hacemos la pregunta porque no queremos saber la respuesta. Es posible que la respuesta a esa pregunta sea muy concreta y haga que te empieces a dar cuenta que a lo mejor tienes que tomar otro rumbo en tu vida.

Con una misma pregunta obtendrás una misma respuesta, es decir un mismo camino y una misma dirección de pensamiento, pero una pregunta diferente y más concreta puede hacerte obtener una respuesta diferente que puede significar un cambio de pensamiento y por lo tanto un cambio de rumbo y de dirección.

Así que aquí la clave está en que si te preguntas bien encontrarás las respuestas y está es una muy buena forma de mantenerte automotivad@, ya que cultiva la confianza en ti mism@ porque sabes que tú tienes todas las respuestas siempre que te sepas preguntar bien.

A continuación te voy a mostrar cómo encontrar una respuesta a un problema o un reto que se te presente en tu día a día y así mantenerte automotivad@. Es un ejercicio que consta de 3 pasos:

PUNTO 1. Haz un buen planteamiento del problema o del reto que se te presente. Tienes que hacerlo de forma clara y de manera que estés narrando la situación.
Por ejemplo: “La situación es la siguiente, Yo tengo que acabar un trabajo esta tarde para poderlo entregar mañana y resulta que se me ha estropeado la computadora que es con lo que estoy haciendo el trabajo. El problema es que ahora mismo no puedo continuar realizando el trabajo.”
Cuando haces un buen planteamiento del problema es cuando consigues tener el 50% del problema resuelto.

PUNTO 2. Una vez tienes un buen planteamiento del problema, tenemos que enfocarnos en la solución de ese problema, por eso nos tenemos que hacer la pregunta correcta. Hay muchas personas que ante este hecho tienden a preguntarse ¿Por qué me tiene que pasar a mi esto?¿Por qué se tiene que estropear la computadora en este preciso instante? Estas preguntas no te van a llevar a una solución ya que sus respuestas más bien te llevan al victimismo y a anclarte mucho más en ese problema.
Ya te he explicado la importancia que tiene el saber hacerse buenas preguntas para poder obtener buenas respuestas. En este punto podrías preguntarte algo como esto: ¿Cómo puedo seguir haciendo mi trabajo para poder cumplir el plazo de entrega aun teniendo mi computadora estropeada? ¿Cómo me está ayudando esto en la vida que yo no lo veo?

PUNTO 3. Una vez has hecho una pregunta, es posible que la respuesta aparezca al instante o se demore un tiempo. Tu actitud a de ser la de esperar la respuesta y no preocuparte si viene ahora o no, te aseguro que vendrá en el momento que te despreocupes. ¿Cuántas veces te ha ocurrido que has querido recordar un nombre, que tenías en la punta de la lengua, y no lo recordabas y cuando te has relajado y te has despreocupado has recordado el nombre?
Es curioso pero cuando tú lanzas una pregunta la vida tarde o temprano te responde. Quizás la respuesta sea que tienes que pedir prestada una computadora a una amig@ o que es mejor que negocies el plazo de entrega ya que así podrás arreglar tu computadora y entregar el trabajo o cualquier otra respuesta que te llegue. Solo tienes que confiar en la vida y obtendrás la respuesta.

Te propongo que realices este ejercicio sencillo de 3 pasos cuando estés ante un reto o un problema. Hazlo incluso cuando creas tener ya una respuesta o solución. Te sorprenderás de lo que eres capaz. Me gustaría saber tus opiniones, dudas, preguntas… en los comentarios. Leo todos los comentarios.

Te Recomiendo Suscribirte a
Nuestro Boletín De AUTOMOTIVACION:

Suscripción a Nuestro Boletín  De AUTOMTOTIVACION

1 Response to "La Automotivacion y Saber hacerse Preguntas"

Excelente articulo. Gracias por compatir este metodo de auto-ayuda.

Reflexionar en estas dos frases siempre ayudan:

“El peor fracaso es la pérdida del entusiasmo.” ~H. W. Arnold

“El ánimo es la más sana medicina.” ~Salomón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Videos de Automotivacion

Haz clic en el botón "Avisos de Nuevo Contenido" y te estaremos notificando directo a tu email, cada vez que publiquemos uno. Es GRATIS, Gracias!.

Únete a otros 170 seguidores

Encuesta

Creative Commons License
Automotivacion.wordpress.com by Edu Lopez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at CoachingExitoPersona.com.
wordpress counter
Safe Creative #0911050074579
A %d blogueros les gusta esto: